Lenguaje corporal negativo - Errores de comunicación y cómo solucionarlos

Norman Carter 18-10-2023
Norman Carter

¿Qué es el lenguaje corporal negativo? ¿Es siempre evidente o rápido de detectar?

No exactamente. Al fin y al cabo, somos animales de costumbres, y muchos nos acostumbramos a sentarnos mal o a hacer gestos equivocados.

Pero no te preocupes. La buena noticia es que se pueden arreglar .

Primero tenemos que identificar cada una de las cosas que se consideran lenguaje corporal negativo. Luego podemos trabajar para resolverlas.

Ver también: Las 25 colonias masculinas más vendidas clasificadas de peor a mejor

1. Mala postura

Es una de las formas de lenguaje corporal negativo que más se pasan por alto. Puede que pienses que las malas posturas sólo acarrean problemas físicos. Te equivocas.

La realidad es que una mala postura también afecta negativamente a tu estado de ánimo, niveles de estrés y autoestima. De hecho, los hombros caídos pueden hacer que parezcas y te sientas cansado y más débil de lo que realmente eres.

No te encorves: mantén el cuerpo erguido cuando estés sentado.

Cómo arreglarlo: Una buena postura implica tener los hombros relajados y no caídos. También es conveniente que la cabeza, el cuerpo y los muslos estén en línea recta. Si a menudo tienes que sentarte para hacer algo, te ayudará conseguir una silla diseñada para ayudarte a sentarte erguido. Ajusta bien el asiento del coche para que la cabeza toque el reposacabezas. Acostúmbrate a mirar hacia delante, ya que el cuerpo sigue a los ojos.

Una buena postura implica tener los hombros relajados, con la cabeza, el cuerpo y los muslos en línea recta.

Lleva ropa que te quede bien. La ropa que no te quede bien (por ejemplo, si las mangas no son lo bastante grandes para tus brazos) te empujará a encorvarte para "encogerte" en ella. En general, mejorar la postura lleva su tiempo y puede parecer poco natural al principio, pero merece la pena dedicarle tiempo y esfuerzo.

2. Mala posición de piernas y pies

Cuando estás sentado, tus piernas y pies pueden transmitir mensajes de los que ni siquiera eres consciente. La distancia entre tus rodillas o piernas puede decir algo sobre tu personalidad.

Mantener las piernas juntas muestra un lenguaje corporal negativo.

Si tienes las rodillas juntas y los pies separados, puedes parecer inseguro o infantil. Si cruzas las piernas, puedes parecer a la defensiva, distante o incluso cerrado de mente. Y luego está el "manspreading". Mantener las piernas muy separadas indica cierto grado de dominación, pero también puede revelar arrogancia y suele ser inapropiado en situaciones formales.

Ver también: Tipos de cuello de camisa de vestir para hombre

E incluso si las piernas no están demasiado juntas o separadas, los pies pueden ser un lastre. Los movimientos de los pies son un gran "chivato" del que a menudo no somos conscientes. Cuanto más golpeen los pies en el suelo o más suban y bajen, más probabilidades hay de mostrar nerviosismo y ansiedad.

Siéntate con ambas piernas juntas en posición neutra.

Cómo arreglarlo: Siéntese con ambas piernas juntas (no apretadas) en una posición neutra. Esto le permitirá mostrarse tranquilo, atento y abierto a la conversación. Recuerde mantener las piernas delante de usted y no hacia los lados. Al igual que las manos entrelazadas, esto puede indicar que no se siente seguro o cómodo en ese momento. Y, por último, mantenga ambos pies quietos y apoyados en el suelo.

3. Brazos cruzados

El problema de los brazos cruzados es que, como cuando haces el signo de la X para escudarte en los juegos infantiles, dan la impresión de que estás a la defensiva. Quienquiera que esté interactuando contigo puede percibirte como poco impresionado o interesado por lo que te están contando. Y, en última instancia, cruzar los brazos no te hace parecer accesible.

Cruzar los brazos es como "protegerse" de la otra persona.

Cómo arreglarlo: Mantén los brazos hacia atrás. El truco está en mantenerlos paralelos al cuerpo. Eso no sólo demuestra lo abierto que estás a las conversaciones, sino que señala poder y confianza. Los estudios han revelado incluso que recordarás más de un 25% más cuando escuches con los brazos sin cruzar.

4. Malas Manos & Posición de los Dedos

Hay varias cosas que puedes hacer con las manos y los dedos que representan un lenguaje corporal negativo. En primer lugar, juntar las manos. Es una acción habitual de las personas cuando se sienten estresadas, pero es contraproducente cuando estás haciendo negocios con otras personas y se supone que debes proyectar seguridad en ti mismo.

Las manos en los bolsillos pueden hacer parecer que tienes algo que ocultar.

Lo siguiente es llevar las manos a la espalda o en los bolsillos. Puede que sea una postura que la mayoría adoptamos inconscientemente, pero te expone al riesgo de actuar como si estuvieras ocultando algo. Tampoco es bueno frotarse las palmas de las manos al sentarse, ni colocar los dedos de una mano sobre la otra formando un "campanario". Estos gestos pueden asociarse con ser engañoso o imponente.

Cómo arreglarlo: El objetivo principal es exponer las palmas de las manos. ¿Por qué? Hacerlo envía una señal neurológica de honestidad y compromiso positivo con los demás. Las personas que no ven tus palmas durante las conversaciones pueden sentirse a la defensiva y desconfiar de ti.

Norman Carter

Norman Carter es un periodista de moda y bloguero con más de una década de experiencia en la industria. Con un buen ojo para los detalles y una pasión por el estilo, el cuidado y el estilo de vida de los hombres, se ha establecido como una autoridad líder en todo lo relacionado con la moda. A través de su blog, Norman pretende inspirar a sus lectores a expresar su individualidad a través de su estilo personal y a cuidarse tanto física como mentalmente. Los escritos de Norman han aparecido en varias publicaciones y ha colaborado con numerosas marcas en campañas de marketing y creación de contenido. Cuando no está escribiendo o investigando, a Norman le gusta viajar, probar nuevos restaurantes y explorar el mundo del fitness y el bienestar.